martes, 1 de marzo de 2016

San Petersburgo

El Hermitage
Esta entrada es un poco especial ya que el viaje esta vez no era solo, esta vez iba con  mi familia. Yo me adelanté un par de días a llegar a San Petersburgo. La primera noche tuve la suerte de encontrarme con una amiga, Svetlana; a quién había conocido en Tango Safari un par de semanas atrás, y digo la suerte porque ella me sacó a dar una vuelta por la ciudad y a bailar tango (aún tengo mucho que aprender).
Gracias a ese tour que me hizo, al otro día cuando llegaron mis padres y mi hermana, la ubicación fue mucho más fácil y les pude explicar algunas cosas que me habían contado.
Fortaleza de San Pedro y San Pablo
Iglesia del salvador sobre la sangre derramada
El Hermitage de noche

Esta ciudad tiene mucha historia e importancia a sus espaldas, su exnombre ya es una evidencia de ello, Leningrado, donde inició la revolución de octubre. Visitamos en nuestra estancia lo que las guías dicen que es mandado: El Hermitage, La Fortaleza de San Pedro/Pablo, figuras ecuestres, la iglesa del salvador sobre la sangre derramada, Nievsky prospekt, incluso pudimos hacer una visita a Peterhof y cómo no! El metro!. Nos faltó por visitar (más no por ver: la catedral (la que se parece a la de san pablo del Vaticano) por eso se que algún día volveremos. De todo lo que vimos que puedo decir? Im-presionante. Uno ha oído nombrar gente como: Mendedyev, Tschaikovsky, Dostovievsky, entre otros, pero eso parece hace mucho tiempo y que la Rusia más reciente es la comunista. Nada más lejos de la realidad. Tuve que reconocer mi gran ignorancia.
Visitamos el museo de historia natural, por mi insistencia y afán de ver el mamút encontrado, los que me conocen saben que soy un entusiasta de los animales. También pudimos ir al monumento de la victoria o resistencia. El punto donde el ejercito rojo aguanto el asedio nazi y como todo lo comunista, es inmenso!.
En la sala Malaquita del Hermitag


Uno de los murales del metro


Con el mamut!

Fuentes de Peterhof

Una ducha en Peterhof

En Peterhof

San Petersburgo, es una ciudad bastante interesante, a mi personalmente, un aficionado -más no conocedor- de historia y que tengo algún gusto por el arte, me encantó. Además que el clima ayudó, pleno agosto y pues no hizo mucho calor pero tampoco era para helarse. En esta ciudad aprendí lo que eran las noches blancas y me sorprendí y a la vez emocioné de poder disfrutar del tango en Rusia. 



Me dejo muchos detalles de la visita, pero la idea tampoco es extenderme mucho, así que lo dejo por ahora.

Salud!

1 comentario:

  1. Wow! que gran fortuna visitar esa hermosa ciudad, que experiencia tan enriquecedora!! De nuevo genial tus posts ;)

    ResponderEliminar