sábado, 19 de marzo de 2016

A ti, inconfundible.

"La palabra que te di cuando juré escribirte una canción" (Sabina), solo que en mi caso es un triste post de un blogg.

Así pues, te digo a ti que me llevas por el mal camino, que te llevo dentro de mi o acaso en la piel?
a ti, que después de 5 minutos de estar juntos, pierdo noción de las reglas de la sociedad que he ido poco a poco aprendiendo y tratando de interiorizar. A ti, que apenas te toco me alteras y que cuando te pruebo lentamente siento como la perdición se apodera de mi. A ti, en ese cuerpo tan perfecto con curvas y brillante. A ti, con ese sabor que al día siguiente al levantarme aun conservo, especial cuando la noche anterior ha sido de exceso; que cuando te pegas a mi ropa esta queda impregnada de tu olor. A ti, que me vienes bien a cualquier hora, aunque en la mañana esté mal visto.

Gracias por mostrarme esa senda de la perdición, que se empieza a marcar a mitad de tu cuerpo, gracias por recordarme esa parte de la vida que a ratos olvido y que contigo a ratos recuerdo. Gracias por hacerme perder la noción del tiempo cuando paso horas junto a ti, gracias por acompañarme en muchos momentos, por el afán que tengo de ti en los días de calor -aunque en los nublados también.

Creo que queda poco más a decir, por tanto quiero acabar diciendo que cuando te rozo es espectacular, cuando te llevo en mano es mejor y cuando por fin con mis labios te toco es... extraordinario.

A ti maldita botella de cerveza! Gracias! 

Salud!

martes, 1 de marzo de 2016

San Petersburgo

El Hermitage
Esta entrada es un poco especial ya que el viaje esta vez no era solo, esta vez iba con  mi familia. Yo me adelanté un par de días a llegar a San Petersburgo. La primera noche tuve la suerte de encontrarme con una amiga, Svetlana; a quién había conocido en Tango Safari un par de semanas atrás, y digo la suerte porque ella me sacó a dar una vuelta por la ciudad y a bailar tango (aún tengo mucho que aprender).
Gracias a ese tour que me hizo, al otro día cuando llegaron mis padres y mi hermana, la ubicación fue mucho más fácil y les pude explicar algunas cosas que me habían contado.
Fortaleza de San Pedro y San Pablo
Iglesia del salvador sobre la sangre derramada
El Hermitage de noche

Esta ciudad tiene mucha historia e importancia a sus espaldas, su exnombre ya es una evidencia de ello, Leningrado, donde inició la revolución de octubre. Visitamos en nuestra estancia lo que las guías dicen que es mandado: El Hermitage, La Fortaleza de San Pedro/Pablo, figuras ecuestres, la iglesa del salvador sobre la sangre derramada, Nievsky prospekt, incluso pudimos hacer una visita a Peterhof y cómo no! El metro!. Nos faltó por visitar (más no por ver: la catedral (la que se parece a la de san pablo del Vaticano) por eso se que algún día volveremos. De todo lo que vimos que puedo decir? Im-presionante. Uno ha oído nombrar gente como: Mendedyev, Tschaikovsky, Dostovievsky, entre otros, pero eso parece hace mucho tiempo y que la Rusia más reciente es la comunista. Nada más lejos de la realidad. Tuve que reconocer mi gran ignorancia.
Visitamos el museo de historia natural, por mi insistencia y afán de ver el mamút encontrado, los que me conocen saben que soy un entusiasta de los animales. También pudimos ir al monumento de la victoria o resistencia. El punto donde el ejercito rojo aguanto el asedio nazi y como todo lo comunista, es inmenso!.
En la sala Malaquita del Hermitag


Uno de los murales del metro


Con el mamut!

Fuentes de Peterhof

Una ducha en Peterhof

En Peterhof

San Petersburgo, es una ciudad bastante interesante, a mi personalmente, un aficionado -más no conocedor- de historia y que tengo algún gusto por el arte, me encantó. Además que el clima ayudó, pleno agosto y pues no hizo mucho calor pero tampoco era para helarse. En esta ciudad aprendí lo que eran las noches blancas y me sorprendí y a la vez emocioné de poder disfrutar del tango en Rusia. 



Me dejo muchos detalles de la visita, pero la idea tampoco es extenderme mucho, así que lo dejo por ahora.

Salud!

Berlin du bist so wunderbar - II

Siguiendo con mis vivencias en Berlín, he de destacar como (buen) atleta mi visita al estadio olímpico. Símbolo de varios sucesos importantes y que el orden cronológico me lleva a mencionarlos de la siguiente manera:
- Juegos Olímpicos de '36: Con Jesse Owens como gran protagonista (para mi), es más, existe una sala con su nombre.
 Un atleta estadounidense, negro, va y gana 4 medallas de oro frente a Adolf Hitler en pleno auge del partido Nazi. En el tour del estadio me contaron (o eso me pareció oír) que Hitler en algún momento de su vida dijo: "Después de los blancos, la mejor raza es la negra" No he podido encontrar referencia a esto.
Las afueras del estadio.



- Final del mundial de fútbol del 2006 (entre otros partidos).
- Mundiales de atletismo del 2009: Con el 9.58 y 19.19 de Usain Bolt, confirmando su gran actuación de los Olímpicos del 2008. Lo que hizo y deshizo Bolt en ese mundial es algo que de momento (6 años después) sigue intacto y lejos de que alguien se le acerque y deslumbre tanto. Fueron dos hechos que hicieron del atletismo un deporte más grande.





-Final de la Champions un par de semanas antes de mi visita entre el Barcelona  y la Juventus: Aun se conservaba algo de la decoración de ese día.
Luego de la visita al estadio, hice un poco de turismo con una familia de Costa Ricenses que conocí (un tío y sus sobrinos). Visitamos la East Side Gallery, Alexanderplatz y subimos a lo alto de la torre de televisión (o es acaso radio?). Fue bastante agradable poder acabar de compartir un día con gente tan buena, así se hace menos pesado el día y se aprende mucho más! Gracias.


Uno de los murales de la East Side Gallery.
El Tiergarten desde lo alto de la torre, 300 y pico de metros.