jueves, 14 de enero de 2016

Berlin du bist so wunderbar - I

El título viene de un comercial que saltaba cada rato en youtube cuando tuve la suerte de irme un corto mes a Berlín de prácticas del máster.
Aquí dejo el link: https://www.youtube.com/watch?v=Cnr9D9pgjRg
Esta misma publicidad la veía cuando montaba en el S-Bahn.


Por cierto, las cervezas "Berliner Pilsner" y "Berliner Kindl" serían las que más recomendaría a quienquiera que vaya a la capital alemana.

El inicio de las prácticas fue muy fácil; la que sería (y sigo llamando) jefa me recogió en el aeropuerto y me ayudó a llegar a mi primera residencia en la cual no pude dormir si no hasta 2 noches después por lo que mientras me fui a dormir a un hostal cercano. Así, de entrada no me perdí buscando direcciones y fui conociendo un poco a mi jefa.
En este hostal tuve mucha suerte ya que mis compañeros de habitación: Una pareja de estonios, 3 suecos y un estadounidense que las dos noches llevó a una amiga suya. También había alguien más en esa habitación pero nunca lo o la pudimos ver. Eran gente muy amable y no hicieron mucho revuelo las dos noches que estuve allí, la convivencia fue fácil. En esos días aproveché para hacer un poco de turismo (del que hablaré en otro post), conocer la ciudad e ir de fiesta una noche a un tal "Suicide Circus" - comentarios aparte. 
Después de estos días pude ir a mi habitación temporal (solo estuve allí una semana) y al mismo tiempo empecé mis prácticas. Esos primeros días fueron un poco caóticos: Tenía que encontrar una habitación para un mes, aprender a moverme por la ciudad con sus U-Bahn, S-Bahn, buses y el tren propiamente dicho para ir hasta Müncheberg, a una hora de Berlín, dónde haría las prácticas.
Visité unas 3 habitaciones, al final me decanté por una cercana a la estación de Baumschulenweg que me dejaba relativamente bien conectado a la estación donde tenía que coger el tren. Tenía otro puntazo a favor, la cercanía al mejor lugar para mi de la ciudad: Treptower Park.

Un letrero poco amigable en Treptower Park
Esta ciudad, como buena capital ofrece muchas actividades y cuesta creerlo pero un mes se queda corto, en especial con el tipo de prácticas que tuve, que no fueron las más comunes pero si las más intensas.

Estando allí, mis padres me fueron a visitar, no se podían perder semejante oportunidad de visitar la ciudad y con ellos hice los ya comentados Free Walking Tours, con la suerte de ser en español por lo que las cosas evidentemente se entienden mejor. Visitamos entre otras cosas (con y sin el tour): La east-side gallery, el Check-Point Charlie, el museo del muro, Alexanderplatz, el Reichstag, la puerta de Brandeburgo, entre otros. Obviamente a lo largo de la visita pudimos conversar acerca de mi estancia allá, impresiones, opiniones de lo que íbamos poco a poco aprendiendo y las inevitables comparaciones con otras ciudades aparecieron.

Salud!


No hay comentarios:

Publicar un comentario