viernes, 12 de septiembre de 2014

Polonia (III) - Varsovia

Segunda parada: Varsovia.

Después de un viaje de unas cuantas horas, llegué a la capital del país. Hacía sol como me lo esperaba y pues vamos a buscar el hostal. Entre preguntar, preguntar... preguntar y más preguntar (perdón por repetir tanto pero es que fue así) estaba a unos 10' aún. El caso fue que llegué a un hostal que era bastante hippie la verdad, mucho para mi gusto, pero lo importante era que el baño y la cama estaban limpios. Cogí un mapa en la recepción del hostal y bueno, a buscar edificios que solo había visto por televisión y ahora tenía la oportunidad de poder ver "cara a cara", pero antes a comer un poco que el hambre acosa y a cambiar euros por Zlotys. 
Hecho esto pues a buscar vestigios de un reino que hace mucho tiempo tuvo un rey de Suecia y fue el que cambió la capital, restos del horror de la persecución nazi, secuelas del comunismo y por último como una capital se va acomodando a las exigencias de una supuesta unión europea.
Empecé por una combinación de era comunista y guetos ya que lo primero que me encuentro y no pasa por nada del mundo desapercibido es el (de acuerdo al mapa que era así un poco alternativo) Stalin's wedding cake que en realidad es el palacio de cultura y ciencia (Palac Kultury i Nauki) el cual es un edificio gigante, enserio gigante.


Después a buscar restos de una pared, pero no cualquiera, es una pared del antiguo gueto y que de cierta manera separaba gente que moría solo por ser judías de las que no. Hasta ese momento, cuando veía los documentales, películas y leía libros referentes al tema no me podía imaginar como una pared podía significar tanto. Aún ahora después de verlo me cuesta imaginar como podían haber sido esos días. Es que al final es solo una pared, pero claro, las condiciones en las que yo visité en ese momento son totalmente diferentes a las de la época. Después de quedarme viendo esa pared por un rato y oyendo a un profesor de un colegio argentino explicar la historia que ya me sabía de memoria decido que debo seguir mi visita. Mi visita continuó con visita al monumento de los caídos en guerra, la ópera, edificios grandes, calles en las que artistas como Chopin (casi seguro que era el) se pasearon, llego a la casa de Maria Sklodowska. Quien? Maria Sklodowska-Curie. Ah! Así si se quien es. Pues si, la primera persona en ganar dos premios nobel y más cosas que se pueden leer en wikipedia vivió en Varsovia y yo no tenía ni idea, ya me podía ir a dormir ese día, ya había aprendido algo nuevo (muchas otras cosas, pero esa es la que más recuerdo).




 Uff si que estoy cansado de caminar, paro un rato en este parque y me voy a ver la casa del presidente.

Una vez reanudada la caminata, me pregunto: "Que es esta cantidad de gente que va en patines?" Sigo caminando y enserio mucha gente, hasta que pregunto y resulta que es que esa era la primera noche de la Nightskating Warszawa y pues eso... mucha gente pidiendo más derechos y respeto por los patinadores.
Nota: A la noche siguiente había Nightcycle Warszawa, lo mismo pero para la gente que va en bicicleta.



Al día siguiente me levanto con cierta dificultad pues estaba cansado del día anterior, me dirijo a hacer un ya famoso walking tour en el que tengo poco que resaltar, datos de fechas, reyes y cosas así que haría de esto un texto muy largo. Debo hacer un alto en el camino para mencionar la famosa sirenita de Varsovia (según algunas historias relacionada con la de Copenhague). Se encuentra en el escudo de la ciudad a pesar de no contar con mar la ciudad. El guía nos contó que ayudaba a los pescadores en sus capturas, también que un pescador la capturó y la llevo a la ciudad. Historias: Muchas. 


Una vez acabado me dirijo a un sector llamado Praga, tengo un asunto pendiente en esa parte de la ciudad. Para ir fue toda una odisea entre la gente que me quería ayudar pero no sabía inglés, los que sabían inglés pero no sabían donde era que yo quería ir y demás... El caso es que llego a una calle que no me inspira mucha confianza, se me acercan dos mujeres (muy guapas por cierto) me preguntan que que buscaba y afortunadamente saben y deciden acompañarme porque según ellas la zona no es muy segura, tanto que me dijeron que mejor no sacara la cámara para hacer fotos y pues pense: Si este par de mujeres me lo recomiendan, por algo será. Total que lo que buscaba eran los edificios en donde se había filmado la película del Pianista de Varsovia. Volviendo al hostal, resulté en un concierto por la canonización de Juan Pablo II, conocí a un grupo de polacas que eran las que me explicaban lo del concierto y lo que decía el animador del concierto.

La capital había acabado para mi.

Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario